SEGURIDAD PARA LA VIVIENDA

Invertir en seguridad para la casa pocas veces se tiene en cuenta. Está primero el jarrón, o el tapete nuevo, pero seguridad… casi nunca.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO

Por eso (y a propósito de esta época en la cual los ladrones están al tanto de qué inmueble queda solo), Vivienda ofrece una guía práctica de lo tiene el mercado; cerraduras, puertas blindadas y otros más sofisticados, como los sistemas electrónicos de seguridad.

Cerraduras Existen diversas marcas y referencias que se acomodan a las necesidades de seguridad, de espacio y de presupuesto del usuario.

Las chapas de seguridad que van soldadas son las que más se utilizan, principalmente en las puertas de la entrada o de los garajes. El mercado ofrece estos accesorios para puertas de metal y de madera.

Generalmente, los pestillos o pasadores son de dos o tres golpes, estos permiten medir el nivel de seguridad al girar la llave.

Al adquirirla, es necesario tener en cuenta que se ofrecen para ser instaladas a la derecha o izquierda, esto es necesario aclararlo antes de comprarla.

También se encuentran cerraduras de pera o pomo, que se utilizan, especialmente, para puertas interiores de la vivienda. A diferencia de las anteriores, estas van atornilladas.

Para las entradas se ofrecen conjuntos, es decir, cerraduras de pomo acompañadas de un cerrojo auxiliar. Esto se complementa con otras chapas de lujo o de incrustar que traen diseños y accesorios novedosos, como palancas que sirven para abrirlas.

Finalmente, vale la pena resaltar las chapas de alta seguridad, más sofisticadas y seguras. Se ofrecen con cuatro pestillos y, adicionalmente, con barras de seguridad que se extienden hacia arriba y abajo de la puerta.

Las llaves de estas cerraduras tienen hendiduras especiales a los lados, que permiten determinar un código. Al comprador se le entrega una tarjeta única para que se dirija directamente donde el fabricante, quien le entrega tres copias de las llaves.

Claro que el mercado ofrece puertas de seguridad recubiertas de un blindaje especial, obviamente, cuando las necesidades de seguridad son mayores.

Precios Los precios de las cerraduras están determinados por su tamaño y funcionalidad.

– Cerraduras de seguridad que van soldadas, se ofrecen desde 24.000 pesos.

– Cerrojos, desde 28.000 pesos.

– Conjuntos, desde 60.000 pesos.

– Chapas de incrustar, desde 50.000 pesos.

– De alta seguridad, desde 368.000 pesos. Para estas últimas, algunos fabricantes incluyen en el precio el valor de la instalación.

– Puerta de seguridad: desde 1 300.000 pesos.

Otros servicios de cerrajería y – Copia de llave de cobre: 900 pesos.

– Copia de llave de titanio (de colores): 1500 pesos.

– Cambio de guardas: de 10.000 a 20.000 pesos.

– Candados de alta seguridad: desde 300.000 pesos.

– Candados: de 14.000 a 30.000 pesos, aproximadamente.

Sistema de seguridad electrónico Aunque más costosos, estos sistemas garantizan un cuidado más profesional y controlado de la seguridad de las viviendas, no sólo en materias de robo, sino también en la prevención de incendios.

Actualmente diferentes compañías prestan estos servicios. El proceso de instalación de la alarma empieza con un estudio de seguridad que determina la vulnerabilidad de la vivienda.

En una primera etapa se hacen las recomendaciones al cliente y se determinan los controles para el perímetro de la vivienda.

Posteriormente, se fijan las necesidades dentro de las habitaciones y se decide el número de accesorios que se necesitan y su ubicación.

La alarma está compuesta por una unidad o cerebro donde están la tarjeta electrónica y una batería. Se ubica, principalmente, en lugares lejanos de las puertas y ventanas.

La unidad de panel o teclado se instala cerca de la puerta principal. En esta se digitan las correspondientes claves para desactivar o activar la alarma.

Dentro de los accesorios de la alarma está también una unidad de sirena, la cual se coloca en el techo de la vivienda.

Otros accesorios que la componen son los sensores de movimiento y los discriminadores de audio. Estos últimos se colocan en las ventanas y son los encargados de vigilar cualquier rompimiento de los vidrios.

Finalmente, están los dispositivos magnéticos que van en puertas y ventanas y que controlan su apertura; adicionalmente, los botones de pánico, fijos o inalámbricos, que activan la alarma cuando el usuario lo requiere.

Costos La alarma cuesta 650.000 pesos, con los accesorios básicos.

Además, existe el servicio de instalarla monitoreada. Esto quiere decir que la alarma va conectada a una central en la compañía que la vendió. Esta empresa se encarga de coordinar y reaccionar con los organismos de seguridad del Estado cuando existen posibilidades de robos en la vivienda.

Este monitoreo se cobra mensualmente y su valor depende del sistema que se utilice: si es por vía telefónica, vale 65.000 pesos; por radio, 160.000 pesos, y por la nueva vía Conex o celular, 175.000 pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *